Una web no es un póster

Una web no es un póster

En los últimos años he desarrollado varios proyectos de rediseño de páginas web. Es muy común encontrarnos con propuestas para web que parecen hechas para ser impresas en papel. Viniendo de la rama del diseño gráfico y siendo mis inicios en el mundo editorial, tuve que hacer el cambio de mentalidad que obliga desarrollar para el mundo online.

En el proceso de rediseño de un site no se dedica realmente el tiempo suficiente a plantear el contenido importante y necesario; la mayoría de los diseñadores con nociones avanzadas de Photoshop (en el mejor de los casos) ya se sienten capacitados para rediseñar toda una web. Por suerte, poco a poco esta situación va cambiando y gracias a la más extendida necesidad de las web reponsive se va adquiriendo conciencia de lo vital que es crear sites bien estructurados y de fácil navegabilidad.

Los diseñadores de hoy han de ser multidisciplinares y tener conocimientos de desarrollo, experiencia de usuario, optimización y una lista que casi los convertiría en super heroes del mundo online. Como «tom» diría en el unicornio del grafismo.

La colaboración entre estos y los creadores de contenido adquiere una especial importancia en un sector donde un buen diseño y un gran contenido van de la mano.

Las reglas han cambiado
Es verdad que en su momento no nos preocupábamos mucho de las distintas resoluciones de los dispositivos, de las velocidades de carga, de temas como el SEO o de la experiencia del usuario al aterrizar en nuestra página, se trataba de diseñar un layout visualmente impactante y ya cortaríamos en pedacitos todas las imágenes – aish que tiempos aquellos – prácticamente todo valía.

Hace ya años que las reglas han cambiado, ya ni siquiera podemos diseñar sólo para resoluciones estándar porque no las hay, es imperativo diseñar pensando que en cualquier momento pueden aparecer nuevos dispositivos, nuevas aplicaciones o sistemas de consumir datos que ni siquiera hoy en día somos capaces de imaginar.

Es una realidad que la mayoría de la población navega con smartphones; antes nuestra preocupación se centraba en 3 resoluciones básicas 600×480, 800×600 y 1024×768, pero a la velocidad que se producen los cambios en el mundo tecnológico no nos podemos limitar a un listado de resoluciones, es una apuesta perdida a medio largo plazo.

No hay que adivinar nada
Últimamente se abusa de la palabra «responsive», hay que cambiar un poco la forma o el proceso en el que se crean proyectos online, y ya no hablo sólo de cuando se crea una web desde cero, sino de cuando se rediseña un site y se tiene la posibilidad de acceder a fuentes de información tan valiosas como Google Analytics, Xitti o a los resultados de las encuestas que seguramente has ido realizando a los usuarios de la página en cuestión.

La web ha dejado de ser un lugar donde un diseñador puede potenciar su ego creativo sin tener en cuenta una serie de conceptos básicos donde el sujeto más importante es el visitante y los objetivos del negocio.

Más que nunca, el binomio entre diseñadores gráficos y creadores de contenido adquiere una especial importancia, la suma de ambos es la diferencia entre un tener un gran site u otra página en internet.

Más es menos
Si estamos un poco alerta de hacia donde están yendo las últimas tendencias en diseño web nos habremos dado cuenta que se está tendiendo a un diseño mucho más minimalista, donde lo que prima es la sencillez y facilitar la correcta visualización del contenido publicado independientemente de la plataforma desde la que nos conectemos.

Otro defecto común es cuando se entregan diseños para ser maquetados, uffff, como decía antes, te suele llegar un psd para cada pantalla que bien podría servir como display para ser colgada en la parada del bus, y si por casualidad el diseñador en cuestión estaba inspirado y es de los que navega mucho, seguramente te llegue una propuesta con 200 slides, 80 javascripts muy molones que ha visto en alguna de sus webs favoritas.

Responsive what?
Tres técnicas tan básicas como los grids fluidos, las imágenes flexibles o la implementación de “media queries” en el código, tendrían que ser ingredientes indispensables en el desarrollo de cualquier site.

El responsive design no es sólo un argumento de venta, es una forma de afrontar el diseño donde todas las partes implicadas en el proyecto han de trabajar con un objetivo en común, hacer de internet un buena experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Up Next:

Sexo, Google y Rock'n Roll

Sexo, Google y Rock'n Roll